• RSS

lunes, 25 de mayo de 2015

Caballos guzmanes o valenzuelas


Consta en un catálogo de la Biblioteca Nacional de España una obra escrita por Luis Buñuelos de la Cerda y titulada "Libro de la gineta i deçendencia de los cavallos guzmanes que por otro nombre se llaman balençuelas". El autor era natural y vecino de Córdoba. La obra fue publicada en 1877 y basada en textos de 1605.

Estos caballos, famosos en Andalucia por su calidad, eran "una raza especial de caballos cordobeses en el siglo XVI", según una artículo de 1883 de José Pérez de Guzmán.

Esta raza fue creada en el primer tercio del siglo XVI y pervivió al menos hasta el siglo XVIII. Su hierro tenía forma de corazón. Se conocieron como caballos guzmanes porque en su origen D. Luis Manrique, gentilhombre y encomienda de Córdoba de la Orden de Calatrava, compró para sus yeguas un caballo bereber "rucio azul con el cabello y cola blancos y muy crespa" a un tal Guzmán. Este animal había sido dejado por la corte de Marruecos a su paso por Córdoba para agasajar al rey español.

A la muerte de D. Luis Enrique, la ganadería pasó a D. Martín Fernández de Córdoba Ponce de León, quien a su vez la obsequió a D. Gonzalo, Duque de Sesa y nieto del Gran Capitán. Cuando este tuvo que volver a Italia, dejó la ganadería a D. Juan Valenzuela, su caballerizo mayor y señor muy principal, que la conservó toda su vida. Fue entonces cuando comenzaron a recibir el nombre de "caballos valenzuelas". Continuó con la empresa su hijo D. Gerónimo Valenzuela.

Por desgracia con la Guerra de Independencia y los siguientes conflictos esta raza terminó desapareciendo y convirtiéndose en una leyenda popular.

Fuente: BNE y DiarioCórdoba

lunes, 18 de mayo de 2015

Luis de Valenzuela Marrufo

Fue Regidor de Cádiz, Caballero de la Orden de Santiago y I Marqués de Campo Real. Tenía una hermana llamada Magdalena de Valenzuela que casó con Manuel Enriquez de Figueroa, Regidor de Cádiz y teniente de artillería. En junio de 1578, con ocasión de una corrida de toros celebrada en honor al rey portugués Don Sebastián, y siendo Don Luis regidor de la ciudad, hubo de hospedar en su casa al dicho rey, que desde sus balcones presenció la fiesta.

En el relato que hace Adolfo de Castro se dice que un toro fiero "derribó con muerte de sus caballos a dos de los valerosos y diestros caballeros" y, al no atreverse estos con el animal, don Luis de Valenzuela "viendo el desaire en que iban a quedar los caballeros gaditanos en presencia del monarca extranjero" bajó a la plaza y tomó un caballo para torear y terminar con el animal ante la alegría y vítores del público.

Casó en primeras nupcias sin sucesores y en segundas con Magdalena de Ugarte, con quien fue padre de Juan Jacinto de Valenzuela Ugarte, quien fue también Regidor de Cádiz.

Nuestro protagonista, Don Luis, era hijo de Juan Pérez de Valenzuela Córdoba, caballero de Santiago y de Margarita Marrufo, quien "heredó la casa de su padre". Los Marrufo son una importante familia gaditana. Juan tenía tres hermanas (Antonia, Marina y Francisca) y un hermano, Gerónimo Pérez de Valenzuela Córdoba y Vasconcelos (que murió en la Armada de Filipinas).

Su abuelo paterno era Gerónimo de Valenzuela, Caballero de Santiago (año 1600), Alcalde perpetuo de Baza, Corregidor de Málaga (14-ago-1600) y Jerez de la Frontera (30-oct-1617), 24 de Córdoba y gentilhombre de cámara de Felipe III. Era natural de Jerez de la Frontera, Cádiz. Se casó con Magdalena Carrillo de Córdoba. Es también nombrado como Jerónimo Valenzuela y Ortíz, y como Jerónimo de Valenzuela y Leira.

Sus bisabuelos eran Juan Pérez de Valenzuela (Caballero de Santiago y 24 de Córdoba) y María Suárez Dávila (según "Los Corregidores de Málaga", por Moreno Guerra). Según otras fuentes ella sería Francisca de Leiva.

Tatarabuelos: Juan Perez de Valenzuela y Pineda y de María de Quero y Serrano, casados en Andújar.

Cuartos abuelos: Juan Pérez de Valenzuela Rodríguez de Pineda (Maestre Sala de los Reyes Católicos) y María de Pineda y Valenzuela.

Quintos abuelos: Juan Valenzuela "El desheredado" (Alcalde Mayor de Iznájar y Alguacil Mayor Perpetuo de Baena) y de Gracia Rodríguez de Pineda. Fue llamado así por haberle excluido su abuelo del mayorazgo de Valenzuela. (+info)

lunes, 11 de mayo de 2015

D. Juan de Prado y Valenzuela


Noble natural de Torredonjimeno, Jaén. Se dedicó al oficio de rejoneador, llegando a ser famoso y actuar en diferentes plazas de toda España. Se llegaron incluso a escribir romances sobre él. Es interesante destacar que en aquella época el toreo ecuestre era exclusivo de la nobleza.

El 23 de septiembre de 1664 ingresó en la Orden de Santiago, para lo cual tuvo que presentar su genealogía.

Era hijo de Don Ginés de Prado y de Doña María de Valenzuela, ambos naturales de Torredonjimeno.

Doña María era hija de Juan de Valenzuela, de Torredonjimeno, y de doña Ana de Valenzuela, natural de Arjonilla.

En el documento se dice además:

"D. Juan de Valenzuela abuelo materno gano ....... de los Sres de Valenzuela.
Su mujer Da Ana de Valenzuela era hija de su primo hermano.
El dicho D. Juan de Valenzuela .......... del S. Oficio".

Y más adelante:

"Los abuelos maternos D. Juan y Da Ana de Valenzuela casaron en Arjonilla en ¿octubre? de 1594 y ...... que el era ...... natural de Torredonjimeno y hijo de Alonso Gómez de Valenzuela y de Da Ana de Ortega ...... y ella de Antonio Gómez de Valenzuela ......... y de Da María Serrano y con dispensa de segundo con tercero grado de consanguinidad".

(Si alguien puede completar los huecos que yo no lo logro entender, se lo agradecería!!)

Fuentes: Biblioteca R.A.H. y Blog de Cassia

Imagen: Rejoneador del siglo XVIII. Aguafuerte de Goya.

lunes, 4 de mayo de 2015

Palacio Sánchez de Valenzuela


Dibujo realizado en 1852 por Valentín Carderera y Solano (c.1796-1880) de la fachada principal del Palacio Sánchez Valenzuela en Baeza. Se comenzó a edificar a mediados del siglo XV por Lope Sánchez de Valenzuela, caballero de Santiago y Gobernador de las Islas Canarias, y su esposa Isabel Cerón.

Fuente: Ceres

lunes, 27 de abril de 2015

Manuel Armijo Valenzuela (1917-2012)


Manuel Armijo Valenzuela nació en Zaragoza, el 30 de mayo de 1917 en la casa familiar situada en la calle Don Jaime I número 34, conocida como la casa de la Virgen del Rosario por una hornacina con una imagen de esta advocación que lucía en su fachada. En aquel enorme piso principal izquierda tenía su padre, el médico Baldomero Armijo García, su domicilio y su consulta, consistente en un despacho, una sala de exploración y dos salas de espera.

Don Baldomero era ginecólogo y en las jambas del portal de la casa existían dos placas blancas en las que bajo su nombre indicaba su especialidad; “Niños, Partos”. Mi abuelo paterno de familia originaria de la pirenaica Jaca, era hombre de recio porte, según decían, genio vivo, y un gran trabajador, que repartía su tiempo entre su actividad como director del Hospital de la Cruz Roja, su consulta y la caza, a la que era un gran aficionado.

Su mujer, doña María Valenzuela La Rosa era de familia también aragonesa, pero de la rivera del Ebro, de Remolinos. Recuerdo a mi abuela como una mujer de de pequeña estatura pero de gran belleza, adornada con unos grandes ojos claros. Era hermana del ilustre abogado, escritor y académico José Valenzuela y aportaba a la familia la nota de armonía y tranquilidad.

El matrimonio tuvo dos hijos, Francisco, mi padre, nacido en 1912, que heredó el porte y talante del suyo, y la profesión de su tío materno, y Manuel que mantiene el físico de su madre y la vocación de su padre. Esta combinación creo que dio muy buenos resultados y los hermanos, grandes trabajadores, se tuvieron siempre un gran cariño y respeto.

-

La biografía completa, escrita por su sobrino Francisco Armijo Castro, puede leerse aquí.

lunes, 20 de abril de 2015

Luigi de Valenzuela



Il testo dell'iscrizione funeraria è inquadrato in basso e in alto da due fregi identici, raffiguranti lo stemma del Valenzuela (un leone rampante) affiancato da due rami vegetali. 

El texto de la inscripción funeraria se enmarca en la parte inferior y en la parte superior por dos frisos idénticos que representan el emblema de Valenzuela (un león rampante) flanqueado por dos ramas de plantas.


Su autor es Giuseppe Perotti (1893-1977). Fue realizada en marmol, en el año 1918. Se encuentra en el cementerio de Piacenza.

Fuente: culturaitalia.it