• RSS

martes, 22 de julio de 2014

José Valenzuela Soler

Nació en Anento, cerca de Daroca (Zaragoza), el 24 de mayo de 1894. Sus padres eran Joaquín Valenzuela Soler y Francisca Soler Gómez. Sus abuelos paternos Manuel Valenzuela y Juana Soler eran naturales de Anento y de Villarroya, respectivamente. Por vía materna sus abuelos eran Martín Soler y Casilda Gómez, naturales de Villarroya y de Luco (Teruel).

Realizó sus estudios de bachillerato en la ciudad de Daroca. Obtuvo el grado de licenciado en Derecho en la Universidad de Zaragoza el 11 de julio de 1915, fecha en que realizó los ejercicios, calificados con la nota de Sobresaliente y premio extraordinario. La misma calificación de Sobresaliente y premio extraordinario se le concedió por el grado de Doctor, cuyos ejercicios realizó el 25 de mayo de 1917.

Profesor auxiliar en la Universidad de Madrid, en 1922 obtuvo la cátedra de Derecho Administrativo en Santiago, pasando más tarde a la de Salamanca (hasta 1927) y de ésta a la de Valencia. Adscrito al grupo liberal de Santiago Alba, en las generales de 1923 fue elegido diputado en representación de su distrito natal, Daroca. Contrario a la I Dictadura, al advenimiento de la II República pasó a formar parte del Partido Radical, siendo designado en el primer gobierno lerrouxista, en diciembre de 1933, director general de Obras Hidráulicas, en sustitución de M. Lorenzo Pardo. En febrero de 1936 se presentó como candidato radical por Zaragoza provincia, sin que resultase electo.

En 1939 tenía su domicilio en Madrid, en la calle de la Concepción Gerónima, nº 30. En esas fechas su estado civil era casado y con dos hijas.

Tras la guerra civil, fue catedrático en la Universidad de Madrid, al tiempo que ejercía la profesion como abogado, actuando como tal para el Ayuntamiento de Zaragoza en la capital madrileña.

Se jubiló el 25 de mayo de 1964 y falleció en Madrid en 1981.

Fuentes:
-Diccionario de catedráticos españoles de Derecho
-Gran Enciclopedia Aragonesa

miércoles, 16 de julio de 2014

Valenzuelas en Lopera

Don Alonso Valenzuela y Bueno. Natural de Lopera, Jaén. Fue Caballero con la Gran Cruz de Isabel la Católica y de Carlos III, Alcalde de Lopera de 1870-74, Senador por la provincia de Jaén 1872-73 y Diputado a Cortes por la provincia de Jaén en 1854. Tras la desamortización de Pascual Madoz compró en 1854 en una subasta pública el castillo de Lopera que dejó en testamento a sus hijos. Falleció en Lopera a causa de una tuberculosis el día 9 de junio de 1888.

El 20 de abril de 1885 había contraído matrimonio en "articulo morti" con su prima hermana, Catalina Rueda Valenzuela, reconociendo dos hijos de esta relación ilícita: Bartolomé y Pilar Valenzuela Rueda.

Don Bartolomé Valenzuela Rueda, nacido en 1882, fue también Alcalde de Lopera 1909-1913 y Senador por la provincia de Jaén 1921-22. En diciembre de 1921 fundó en Lopera las primeras bodegas de vino, con el nombre de Bodegas Valenzuela. Estuvo casado con Rosario Rodríguez Criado. Falleció en Córdoba el 20 de septiembre de 1949.

Su hermana Pilar Valenzuela Rueda había casado con Florentino Sotomayor Moreno, que fallecería en abril de 1934. Tuvieron varios hijos: Eduardo, Francisco, Manuela, Alfonso y Pilar Sotomayor Valenzuela. Falleció en Bujalance el 20 de marzo de 1901.

viernes, 11 de julio de 2014

Sean felices


- Sean felices.- Recientemente se han unido en Cabra con los indisolubles lazos del sacramento del matrimonio los señores don Antonio Morales y Lopera y doña María de la Soledad Valenzuela, apadrinándoles nuestro bueno amigo don Rafael Ruiz del Portal y su excelente esposa doña Carlota Aguilar Tablada.

Diario de Córdoba. 10 de julio de 1894.

jueves, 3 de julio de 2014

Benito Valenzuela Lara

-Benito Valenzuela y Domingo Echevarría-

Nuevamente traigo un texto del blog del Cronista oficial de Lopera, que reproduzco a continuación:

En el libro "D. Antonio Cañero, una visión apasionada" (Córdoba,2012) de Domingo Echevarría se recoge el siguiente texto de la relación que tuvo el loperano Benito Valenzuela Lara con D. Antonio Cañero y que lleva por título: "Cañerillo y Bocidón" que ahora damos a conocer:

CAÑERILLO Y “BOCIDÓN”

Benito Valenzuela Lara, nacido el 9 de julio de 1928, en Lopera (Jaén), es desde su infancia un apasionado aficionado a los caballos. Cuando sólo contaba 6 años de edad, ya era conocido en su pueblo como aventajado jinete. Su abuelo, Benito Valenzuela Santiago, era también aficionado a los caballos y, en su casa siempre los hubo, donde su nieto, el joven Benito, disfrutaba de ellos.

Don Bartolomé Valenzuela Rueda, paisano del joven Benito y emparentado con su madre, era un gran amigo de don Antonio Cañero, y a su vez de don Luis Ruiz de Castañeda, al extremo de que, cuando don Luis escribió su libro “Camperas”, en 1927, le dedicó el apartado del mismo titulado, “Cinegéticas”, en estos términos: A don Bartolomé Valenzuela y Rueda, iniciador de mis aficiones cinegéticas, con un cariñoso abrazo”.

Don Bartolomé, a fin de ayudar al sector más desfavorecido de Lopera, su pueblo, organizó un Festival Taurino a beneficio del paro obrero, que ya existía en aquellos tiempos. Como era natural, dada su amistad con don Antonio Cañero, dejó la organización del mismo al genial caballero cordobés, conociendo la generosidad de este. La plaza improvisada fue la del ayuntamiento loperano, y el cartel lo completó el matador de toros cordobés Antonio de la Haba Torreras, que junto a Cañero, siempre estaba dispuesto a estos gestos benéficos. Se lidiaron dos novillos de don Florentino Sotomayor. La fecha se fijó para el 31 de agosto de 1934.

Ya en los preliminares del festival, se pensó en alguien que hiciera el papel de aguacilillo y pidiera la llaves a la autoridad, que también tendría un asesor de lujo: nada menos que el ex-matador de toros Rafael González “Machaquito”. Derecho se fue don Bartolomé hacia la figura del joven Benito, que ya era sobradamente conocido por su destreza a caballo, y al que Cañero preguntó si sería capaz de montarse en el caballo que le mostraba. Se trataba del caballo “Bocidón”, un tordo “rodao” que don Antonio usaba para la suerte suprema. No lo dudó el joven Benito diciendo: ¡yo si.. que soy capaz!..., a la vez que decidido montó a “Bocidón” en un periquete. Echó Benito el improvisado paseo, al “paso español”. El caballo acostumbrado a saltar a los toros y encontrar una pequeña palmera como obstáculo, la saltó con el joven Benito encima, que no perdió ni un ápice de su compostura de avezado jinete.

Asombrado quedó Cañero con la destreza y la afición del joven chaval, tanto que Benito pidió las llaves con “Bocidón”, e hizo el paseíllo junto a Cañero aquella tarde, y Cañero pidió a su familia que lo dejasen vivir con él en su finca de “la Viñuela”, para transmitirle sus conocimientos ecuestres.

Así fue como el joven Benito convivió una temporada con don Antonio Cañero. En la entrevista que mantuve con él, emocionado, me habló de cómo disfrutó aquellos meses que vivió junto a Cañero y su esposa María Morales, de la que me resaltó su exuberante belleza: no era ni gorda ni flaca- me decía Benito- era guapísima, y me decía- tu aquí puedes hacer lo que quieras, esta es como tu casa- Me contó lo que disfrutó con aquellos caballos, y como recordaba la belleza de aquel guadarnés de don Antonio, así como lo sentaba en sus fuertes piernas y le hacía el caballito.

Con Cañero, Benito Valenzuela, presidió la cabalgata de reyes del año 1935, y sus visitas a “Córdoba la Vieja”. No faltaron tampoco las lágrimas de añoranza, que en aquella entrevista, Benito Valenzuela, a sus casi 84 años, derramó al decirme, como Cañero, le dedicó el cariño del hijo que no tuvo. Pero a Benito lo echaban de menos sus padres, sus abuelos, sus tíos, y él a ellos, así como también sentía el tirón del terruño, lo que hizo que finalmente volviera a su pueblo, Lopera, sin dejar de preguntarse hoy, al cabo de los años que hubiera sido su vida junto a aquel hombre, al que un día, por azar, le debe el apodo con que hoy es conocido en su pueblo y alrededores: “Cañerillo”.

Autor: José Luis Pantoja Vallejo, Cronista oficial de Lopera

Fuente: Cronista de Lopera

miércoles, 25 de junio de 2014

Valenzuela en Alemania (Geogen)

Según Geogen en Alemania hay tan solo 15 entradas para Valenzuela. Están distribuidas en 13 distritos, es decir, casi una por distrito. En cuanto a la distribución relativa a la población de cada distrito se remarca Landkreis Kitzingen, en la Baja Franconia, en el Estado de Baviera.



Fuente: Geogen

jueves, 19 de junio de 2014

Distribución mundial

En publicprofiler worldnames aparece la siguiente distribución mundial para el apellido Valenzuela. Destaca en primer lugar Argentina, seguida de España, en segundo lugar Estados Unidos, y por último Canadá, Australia y gran parte de Europa.


Resulta bastante llamativo el vacío que hay en centro y sudamerica. En el blog de Ancestros Italianos leía que la base de datos de este lugar consta de 300 millones de personas en 26 países del mundo, representando a mil millones de personas. Los datos proceden de listas electorales y directorios telefónicos. Es de suponer que no cuentan con datos de muchos países de América y de ahí el vacío. No obstante resulta interesante ver los datos plasmados en los países que si figuran.


En el caso de Argentina destacan las regiones de Chaco y Corrientes (al norte) y Neuquén y Río Negro (al sur). En segundo lugar Formosa y Misiones (norte) y Chubut y Santa Cruz (sur). En relación a la extensión de las mismas destacaría principalmente la zona norte junto con Neuquén.

En España destaca, como era de esperar, Andalucía, y en segundo lugar Aragón. El resto figura con una población media-alta, a excepción de Asturias, con menor número, y Cantabria que aparece en blanco.

Analizando por provincias destaca Jaén y Granada por encima del resto. Después, por igual, el resto de Andalucía, Comunidad Valenciana, Baleares, Cataluña, Aragón, Navarra, Álava, Burgos, Madrid, Badajoz, Pontevedra, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Hay vacío, a parte de en Cantabria, en Orense, Zamora, Salamanca y Segovia.

Dentro de Europa aparecen más marcados Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica y media Suiza. En menor medida Italia, Rep. Checa, Holanda, Dinamarca y Noruega.

En cuanto a Estados Unidos destacan los estados del sur y oeste, especialmente Arizona y Nuevo México. Quedan en blanco los estados de Vermont y Mississippi.



Fuente: publicprofiler worldnames